jueves, 5 de octubre de 2017

Premio Nobel 2017

El escritor británico Kazuo Ishiguro, de 62 años, ha sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura 2017. Su nombre ha sido anunciado por Sara Danius, la secretaria permanente de la Academia Sueca. Nacido el 8 de noviembre de 1954 en Japón se mudó con su familia a Reino Unido cuando tenía cinco años.

Según la Academia sus "novelas de gran fortaleza emocional haya puesto de manifiesto el abismo que existe bajo nuestro sentimiento ilusorio de conexión con el mundo". Una de sus novelas más conocidas es Lo que queda del día que tuvo adaptación al cine con Anthony Hopkins y Emma Thompson como protagonistas. El gigante enterrado es su último libro en el que abordar la relación entre la memoria y el olvido. En España, sus libros han sido publicadas por la editorial Anagrama.

    
Kazuo Ishiguro admite a la cadena BBC que este reconocimiento le hace sentir "asombrosamente halagado" y confía en que ante el actual contexto mundial, los nobeles puedan suponer "una fuerza positiva". "El mundo atraviesa ahora un momento de mucha incertidumbre y confiaría en que todos los premios Nobel fueran una fuerza para algo positivo en el mundo", afirma. Y agrega que se sentiría "profundamente conmovido" si pudiera "de alguna manera, contribuir a crear una atmósfera positiva en tiempos de gran incertidumbre".
Resultado de imagen de fotos de kazuo ishiguroEl escritor de origen japonés, de 62 años, señala en declaraciones al canal público que, al no haber sido contactado directamente por la Academia sueca, temía que fuera una "broma". "Se trata de un magnífico honor, principalmente porque significa que sigo los pasos de los grandes autores que han existido, y eso es una mención espectacular", comenta.


Nuevo Taller de Escritura

Taller de relato breve

Otoño

Resultado de imagen de imagenes de hojas de otoño

lunes, 2 de octubre de 2017

Inauguración exposición "Emociones" Araceli Fernández

Inauguración Exposición Araceli Fernández

“Emociones” Sorteando a regañadientes el paso de las horas, los días y los años deberíamos concedernos el libre uso de momentos para acercarnos a ese opulento jardín que nos ofrecen las emociones, ese placer del que hace alarde cualquier manifestación artística. De ese modo, progresivamente iríamos un poco más allá. Estamos hechos para ir más allá y, sin embargo, solemos pertenecer a esa clase de miopía endémica carente de habilidad, una habilidad que aunque calmada, convendría no interrumpir para mantener alerta todos los sentidos. Lo que realmente emociona y fascina no sólo es una visión, es la percepción de esa visión. No creo que retengamos detalles, y si lo hacemos, los corregimos de forma inconsciente para adornarlos hasta el punto de que se transformarán en algo distinto, será como el sueño de un sueño, en el que el original quedará transfigurado. La misión del arte no es copiar la naturaleza, sino expresarla. Debemos, como artistas, captar el espíritu, el alma. Hacer que las cosas, exteriormente “muertas”, cobren vida. El arte actúa sobre la sensibilidad y, por lo tanto, sólo puede actuar a través de la sensibilidad. El cálculo matemático nunca producirá resultados artísticos. Las medidas y las balanzas no están fuera sino dentro del artista. La reflexión, la evaluación y la corrección forman parte de todo proceso creativo. Se trabaja con una base de ensayo y error. El pintor, en este caso, se arroga para sí en el rincón de la serenidad propia. Las emociones se albergan en el retiro. La contemplación de una obra, la luz, el color, el gesto permiten experimentar el gozo de sentirse inundados por verdaderas emociones. El artista intenta descubrir una declaración elevada de tensión emocional. Las obras de arte nos trasladan a lugares, momentos e historias personales. Tienen un gran potencial evocador y nos sitúan en el epicentro emocional del ser humano. Araceli Fernández 17.10.17

jueves, 21 de septiembre de 2017

ULISES EN EL FESTIVAL DE CANNES.

TREINTA Y SEIS RELATOS.

          La editorial Espacio-Ulises junto con la de Playa de Ákaba han publicado un libro con relatos de cine, llamado "Ulises en el festival de Cannes"  en el que he tenido el gusto de participar en una historia llamada "EXTERIOR NOCHE"  
          Para todo el aficionado al 7º Arte será un placer verse envuelto en el ambiente de estos relatos cinematográficos, escritos con una peculiar literatura y deseosos de convertir al lector  en un espectador  atento a la  gran pantalla.
            ¡Feliz lectura!

Tornasol

sábado, 26 de agosto de 2017

TRISTE AGOSTO.

          Es lamentable. 
 Es muy lamentable que un mes como agosto, repleto de fiestas patronales en España,  finalice  de esta manera. Dicen los entendidos que, a veces, el calor sofocante de estas jornadas veraniegas, despierta los malos instintos de gentes sin alma ni humanidad, ni tampoco religión, aunque se escuden en unos rezos inaudibles y en un dios al que dicen  alabar y adorar. 
          Pidamos de corazón que el agobiante calor  de estas fechas mitigue a los cuerpos y a las almas de toda la humanidad y venga la brisa fresca de la paz, sobre todo para aliviar las lágrimas de tantos desamparados víctimas de la sinrazón.

Tornasol